Un par de horas en... el territorio de Carteia Ver más grande

Un par de horas en... el territorio de Carteia

Salvador Bravo / Malgara García

Rústica con solapas

Cuarta guía de la colección Guias del Patrimonio del Campo de Gibraltar

Más detalles

25 Artículos

10,00 €

Más información

Un par de horas en… el territorio de Carteia propone, a los visitantes de la comarca del Estrecho, una serie de itinerarios por el territorio que estuvo íntimamente vinculado a la importante ciudad antigua originada en el Cerro del Prado a finales del siglo VIII a.C.
Su fundación se inscribe en el proceso colonizador que los viajeros procedentes del Mediterráneo oriental realizaban hacia las Columnas de Hércules desde los albores del primer milenio a.C. Y queda plenamente justificada por su privilegiada posición en el mejor fondeadero de la Bahía, lo que le ha permitido desarrollar, desde su mismo nacimiento, un papel esencial en el poblamiento antiguo del Campo de Gibraltar.
Pero este enclave urbano no se puede explicar sin su territorio. Son numerosos y variados los yacimientos arqueológicos del entorno de Carteia que ayudan a entender la entidad de una ciudad que fue fenicia y cartaginesa, para convertirse en torno al 200 a.C. en colonia libertinorum romana, la unidad poblacional  más importante del estrecho de Gibraltar, dependiente ya de Roma.
Estos lugares de su territorio desempeñaban diversas funciones, según fuese su emplazamiento, defensas, guarnición, población o importancia que tuviesen para el comercio y las comunicaciones. Algunos son costeros y otros de interior, unos más extensos y otros casi insignificantes, pero su exposición conjunta aporta a esta guía patrimonial un valor novedoso: el de explicar el enclave de Carteia en función de su territorio, que le debía todo a esta ciudad y viceversa.
La historia de Carteia quedó truncada por la derrota de Pompeyo ante Julio César en la guerra civil de Roma, emergiendo la nueva fundación de Iulia Traducta –Algeciras–, con veteranos de los ejércitos vencedores.
Después llegaron las etapas visigoda, musulmana y cristiana, ya con escasa relevancia tanto del núcleo urbano como de los enclaves de su territorio que se explican en esta guía.